Las fuentes de Eskoriatza, cerradas por la pandemia

06 de mayo del 2020

Todas las fuentes públicas de agua potable de Eskoriatza se cerraron cuando comenzó el estado de alarma, de cara a frenar la propagación del covid-19.

El uso comunitario de las fuentes aumenta el riesgo de contagio de la enfermedad, ya que hay contacto con las manos y la boca, por lo que de momento seguirán cerradas.

Una vez superado el periodo de riesgo del coronavirus y antes de que se puedan volver a utilizar, el ayuntamiento limpiará y desinfectará las fuentes e instalaciones de los alrededores, siguiendo los procedimientos establecidos.